La Guía legislativa de la CNUDMI sobre los principios fundamentales de un registro de empresas (2019)

Finalidad

La Guía legislativa de la CNUDMI sobre los principios fundamentales de un registro de empresas ofrece a los encargados de formular políticas, registradores y expertos que participan en la reforma de los registros de empresas un instrumento de referencia sobre las características de un registro de empresas eficaz y eficiente y sobre los requisitos mínimos para la inscripción registral de una empresa. La Guía parte de la idea de que racionalizar y simplificar los procedimientos de inscripción es beneficioso para las empresas de todos los tamaños, y especialmente para las microempresas y las pequeñas y medianas empresas (MIPYME), dado que reduce la carga, y frecuentemente el costo, que supone la inscripción para las empresas.

Importancia para el comercio internacional

Como se destaca en la Guía, la existencia de registros de empresas eficientes y eficaces permite al público acceder fácilmente a información sobre las empresas, lo que facilita la búsqueda de posibles socios comerciales, clientes o fuentes de financiación y reduce los riesgos que implica asociarse con un fin comercial. Los registros que cumplen sus funciones de manera eficiente pueden desempeñar, además, un papel importante en el contexto transfronterizo, puesto que permiten el acceso de los usuarios de otros Estados a la información relativa a las empresas del modo más sencillo y rápido posible. Esto reviste especial importancia en un momento en el que las empresas, incluidas las MIPYME, están ampliando cada vez más sus actividades fuera de las fronteras nacionales. Asimismo, contribuye a la transparencia y la seguridad jurídica en la economía y reduce considerablemente los costos para las empresas que operan más allá de sus fronteras nacionales.

Disposiciones más importantes

La Guía se vertebra en 58 recomendaciones extraídas de las mejores prácticas internacionales, con el comentario pertinente, y trata todos los aspectos relativos al establecimiento y el funcionamiento de un registro de empresas eficiente.

En la Guía se aplica un enfoque centrado en los usuarios y se recomienda que la inscripción registral de las empresas se conciba desde la perspectiva de una empresa y en consonancia con sus necesidades: es decir, debería ser posible acceder al sistema por una sola vía de ingreso; se debería permitir la inscripción simultánea en el registro de empresas y en todos los demás organismos públicos competentes (por ejemplo, en el organismo tributario y en el sistema de seguridad social); y los servicios se deberían prestar en el plazo más breve posible con procedimientos sencillos y fáciles de seguir. De acuerdo con ese enfoque, la Guía apoya el uso de registros electrónicos (donde “electrónico” significa cualquier tecnología actual e incipiente) y de identificadores únicos de las empresas, para garantizar la identificación inequívoca de cada empresa en sus relaciones con las autoridades estatales y las entidades privadas, y la creación de ventanillas únicas, es decir, oficinas físicas o virtuales que permitan la inscripción simultánea en todos los organismos implicados en la creación de empresas.

Para que la inscripción registral sea propicia para las empresas, el acceso al sistema debería ser fácil para todos los posibles usuarios, tanto si desean inscribir una empresa como si desean buscar información sobre una empresa inscrita. Consecuentemente, en la Guía se recomienda que los servicios de inscripción estén a disposición de todo el mundo sin discriminación por motivos de raza, color, género, idioma, religión, opinión política o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. El acceso de los posibles solicitantes de inscripciones a los servicios del registro de empresas debería estar condicionado únicamente al cumplimiento de los requisitos de edad mínima y de los requisitos de procedimiento aplicables a la utilización de esos servicios. Se debería permitir el acceso del público a la información registrada, con la única excepción de la información confidencial que se deba proteger.

Por último, en la Guía se reconoce que las tasas de inscripción pueden suponer un obstáculo para las empresas e influir en su decisión de inscribirse, en particular en el caso de las MIPYME. En consecuencia, en la Guía se recomienda ofrecer la inscripción en forma gratuita o previo pago de unas tasas muy bajas, lo que alentaría a las MIPYME a cumplir los requisitos registrales.